En el marco del cierre del Congreso “A Todo Trigo”, que organizó de manera virtual la Federación de Acopiadores, el economista Carlos Melconian, quien fue el primer presidente del Banco Nación de la gestión Cambiemos, se refirió al contexto mundial atravesado por el coronavirus. Al respecto, dijo: “El objetivo de la política económica es administrar el colapso, y se aplica una agresividad fiscal y monetaria sin precedentes”.

“Aplanar la curva sanitaria a través de la cuarentena, genera inevitablemente un colapso económico. Es decir, a más cuarentena más colapso. A pura cuarentena, las economías detonan. Además, los gobiernos están explorando las salidas e intentar normalizar, aun donde no se termina de aplanar los contagios y pese a los temores de un rebrote del virus”. agregó.

El economista sostuvo que la pandemia del coronavirus, “desplomó la actividad y desbarajustó a la macro, que ya venía muy complicada. El gran interrogante vuelve a estar sobre la emisión monetaria, algo a lo que están apelando todos los países en este contexto. Argentina, después del impuestazo y la suba de retenciones iba a un determinado equilibrio fiscal de 200 mil millones de pesos, pero como consecuencia de la caída de recaudación que prevemos y el aumento del gasto público que se está dando, esta cifra se multiplica y hablamos de hasta 3 billones de pesos, a cubrir con emisión de moneda, lo que podría significar casi 9 puntos del PBI. Estamos en un fenómeno de emisión monetaria muy relevante”.

En relación a la negociación de la deuda por parte del gobierno de Alberto Fernández, el ex presidente del Nación, manifestó: “Si la visión presidencial está 100% alineada ideológicamente con la del ministro de Economía, el default parece inevitable. El ministro Martín Guzmán está en las antípodas de los mercados de capitales. Estamos entre el pragmatismo y la ideología”.

Además, dijo que la propuesta que realizó la Argentina a los bonistas, “es imposible de ser aceptada. Los bonistas no están negados a acordar, tienen disposición, pero la oferta argentina tiene que mejorar más. Hay una Micro particular entre los propios acreedores que hace más difícil una postura única. Pero aun si primara el pragmatismo presidencial y la disposición de los acreedores, es poco el tiempo material que queda hasta el 22 de mayo”.

Deuda e inflación

A todo esto, el economista agregó: “No puede descartarse una instancia de acordar con la mayoría de los tenedores de cupones que vencen en estos meses un tiempo adicional donde Argentina no paga, los acreedores no litigan y se sigue negociando un acuerdo. Una aclaración importante: arreglar el tema de la deuda es condición necesaria, pero de ninguna manera suficiente para enderezar el desbarajuste que la economía nacional traía y la pandemia terminó de agravar”.

En otra jornada donde el dólar blue volvió a alcanzar una nueva cotización récord, Carlos Melconian, señaló: "Hoy el mercado de cambios tiene una brecha de 90% entre el oficial y el paralelo. Al Banco Central le está costando comprar dólares, viene con una racha vendedora, y tiene reservas netas de 10 mil millones de dólares. Analizamos desde 1950 a la fecha y descubrimos que, siempre que hubo un tipo de cambio paralelo a más de $100 pesos, el mercado empujó el dólar oficial al alza. Hay dos opciones, o la brecha se amplía o va camino a reducirse, como consecuencia de que sube el oficial o porque subieron ambos pero un poco más el oficial”.

Sobre la inflación del último mes que ayer publicó el Indec, el economista comentó: “A nosotros nos daba un índice de 1,8%, concentrado en el rubro de los alimentos. No hay ninguna duda que el año próximo vamos a una aceleración inflacionaria absoluta. Si absorben un montón y la gente está dispuesta a retener parte de los pesos, la inflación como mínimo será muy similar a que nos dejó el gobierno anterior. Si la gente no va a tener predisposición a aceptar el peso, y el esfuerzo de absorción de este gobierno es nulo, la inflación va a coquetear en algún momento con los tres dígitos”.

Por último, y sobre la cadena agroindustrial, Melconian aseguró: "Con un esquema impositivo asfixiante, la cadena es una privilegiada, porque pudo seguir trabajando, y se viene un período en el que el agro, por muchos motivos, tendrá una demanda mundial fenomenal”.

Carlos Melconián Coronavirus Deuda Inflación Dólar